Los cinco principios de Reiki

Los cinco principios Reiki nos ayudan a fluir ante la vida y ante sus energías. Si unimos los cinco principios básicos, no solamente vivimos el Reiki como una experiencia interior, sino como un método de relacionarnos con el mundo que nos rodea, entendernos con él y colaborar en el crecimiento recíproco: es una verdadera filosofía de vida.

Sólo por hoy seré honrado.- Actuando con honradez fluiremos de manera ordenada, sin detenciones ni estancamientos, ni nuestra energía ni la de quienes se relacionen con nosotros en un mismo nivel ético de comportamiento, se verán paralizadas o usurpadas; el respeto nos demostrará que en un mundo regido por la honradez no pueden existir bloqueos.

Sólo por hoy daré gracias por todas mis bendiciones.- Asumiendo y aceptando el proceso de la vida y sabiendo que la Tierra y la energía contienen y nos ofrecen cuanto precisamos para crecer, comprobaremos que no sentimos de manera apremiante ese deseo socialmente tan extendido de ser más o distinto, de tener más o mucho más. Entenderemos que es bueno vivir considerando lo preciso. La obsesión por la desmesura en bienes o actitudes puede causarnos serios bloqueos en nuestro intento de ser canal-Reiki.

Sólo por hoy no tendré ira.- La ira nos aleja de la paz interior; también retiene nuestros sentimientos y nos inclina a la intolerancia. Puede provocar muchos trastornos energéticos, hace que no seamos conscientes de la realidad que estamos viviendo, y nos imposibilita para el aprovechamiento de los buenos momentos, que nos pasan desapercibidos, y el disfrute de las cosas apacibles de la vida.

Sólo por hoy no tendré preocupación.- Si las preocupaciones nos afectan de manera insistente, no tendremos espacio para acoger nuevos pensamientos y nuevas energías. Con frecuencia, en la preocupación hay un componente de miedo e inseguridad que nos impide discernir con claridad sobre el asunto de que se trate. La tendencia a la excesiva preocupación, puede formar parte de una mentalidad obsesiva contra la que habremos de luchar, pues consigue tener demasiado protagonismo en nuestra vida, impidiéndonos o dificultándonos la consecución de los progresos evolutivos que nos hayamos propuesto.

Sólo por hoy respetaré a todos los seres y energías.- Interferir en el desarrollo evolutivo de otros, puede retrasar nuestra propia evolución. Entrar en terrenos energéticos desconocidos nos expone a salir malparados. Si interferimos en otros, arriesgamos nuestra propia energía en propósitos ajenos, y la consecuencia de nuestra acción puede revertirnos de forma no grata.

Luis Moreno, Maestro de Reiki.

Del libro Manual del Maestro de Reiki. Ed. RBA

Esta entrada fue publicada en Reiki. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s